NFS: Configuración de los clientes

Si compartimos en nuestra red directorios a través de NFS tenemos que configurarlos correctamente por si se produce una caida del servidor las máquinas clientes no se queden colgadas.

Estas opciones tenemos que añadirlas al archivo de configuración de puntos de montajes estático, en /etc/fstab en la siguiente línea:

# <file system>       <mount point>   <type>  <options>     <dump>  <pass>
SERVER:/path/to/share /mnt/nfs        nfs     rw,hard,intr  0       0

Las opciones son:

  1. rw: Será de lectura y escritura.
  2. hard: El programa que intenta acceder al fichero en el directorio abortará cuando el servidor no esté disponible. En contraposición a esta opción está soft que lanzará una excepción o señal al proceso que intenta acceder al fichero, pero no todos los programas manejan estas excepciones/señales de forma elegante y puede ocasionar bloqueos. La opción recomendada es la que se indica.
  3. intr: Establecemos que el proceso que está accediendo al directorio puede ser accedido mediante interrupción. Si el servidor no está disponible podremos lanzar la interrupción de teclado Ctrl + C para abortar el intento.

Con estás dos sencillas opciones podemos estar seguro que el cliente será tolerante con los fallos que se produzcan en la red o en el servidor.

Para más información aquí.

This entry was posted in Linux, Tips and tagged , . Bookmark the permalink.