El Mundo Sin Nosotros

El domingo vi un documental que esperaba con ganas, tenía bastante interés en ver como evolucionaría el mundo si los humanos desaparecieran de la noche a la mañana.

Me gustó, he de ser franco, sin embargo eché en falta algunos detalles que me hacen postear aquí.

En primer lugar, se olvidaron de los animales domesticados, hablaron de gatos y perros, que, en la mayoría de los casos seguirían adelante sin problemas, pero ¿y qué pasa con las vacas, cerdos, gallinas, y demás animales de granja? Según leí en otro blog, morirían porque dependen demasiado de nosotros. Los perros y gatos también, sin embargo, parece ser que, al ser depredadores tienen más instinto de supervivencia y que ese perro que se echa en la alfombra y dormita o gato acurrucado en su regazo conserva aun información para volver a la caza y a la naturaleza salvaje. En cambio, otros animales, los de granjas, no. Primero porque no son depredadores, luego son presas, posiblemente de esos perros que han abandonado el hogar, ahora vacio, para buscarse alimento en otras partes. Segundo porque son muy vulnerables a enfermedades, ya que las políticas de vacunas y demás, les han hecho linealmente dependientes del factor humano.

Por otra parte, el documental hace un ranking de durabilidad de las estructuras humanas cayendo primero las construcciones en madera, luego en piedra con mortero, seguido de acero y por último hormigón, dan las razones por las cuales son débiles. La cuestión es la siguiente, mi edificio es de hormigón, caerá, se convertirá en polvo y no importará, pero ¿y si lo que se cae es una central nuclear? algo pasará ¿no? tengo entendido que la radiactividad es mala y trae mutaciones genéticas como el "tomacco" de los Simpsons. El puente del V Centenario o El Alamillo son de acero, la planta química de Huelva o las plantas petroleras del Mar del Norte también, cuando esos puentes caigan no pasará nada, si una petroquímica cae ¿no pasará nada? no me lo creo.

El documental concluye que la naturaleza reconquistará el territorio que a lo largo de los siglos le hemos arrebatado, algo con lo que estoy de acuerdo, pero no puede pasar que no dejemos huella de nuestro paso por nuestro planeta, mas cuando jugamos con cosas que están más que demostradas que alteran su entorno en caso de accidentes.

Update: Ahora quiero leer el libro, según he leido por ahí da respuesta a mis preguntas. 

This entry was posted in Ecos de sociedad. Bookmark the permalink.